Cáncer de cuello uterino

¿Qué es el cáncer de cuello uterino?

Neoplasia que se genera en los tejidos del cuello uterino (parte del útero que se proyecta dentro de la cavidad vaginal). Por lo general, este cáncer crece lentamente y puede no dar síntomas; sin embargo, puede detectarse en etapas tempranas gracias a una sencilla prueba conocida como frotis cervical o test de Papanicolaou o Pap test (ver más adelante en Pruebas y Diagnóstico). El tipo histológico más común es el escamoso, seguido de adenocarcinomas, tumores neuroendocrinos y linfomas.

¿Qué molestias sentiría si tuviera cáncer de cuello uterino?

  • Sangrado vaginal anormal, ya sea:
    • Después de sostener relaciones sexuales (coito vaginal).
    • En mujeres menopáusicas.
    • Sangrado abundante y/o escaso entre ciclos menstruales.
  • Una secreción vaginal inusual (la secreción puede contener algo de sangre y se puede presentar entre sus periodos o después de la menopausia).
  • Dolor durante las relaciones sexuales (coito vaginal).
  • Dolor pélvico crónico o de cintura, no relacionados a otros factores (golpes, ejercicio, etc).  
  • Molestias para orinar (en estadios algo más avanzadas). 

¿Cuáles son las causas del cáncer de cuello uterino?

Casi todos los cánceres de cuello uterino son causados por el virus del papiloma humano (VPH), un virus común que se disemina a través de las relaciones sexuales. Sólo dos tipos de VPH, el 16 y el 18 son responsables de casi 70% de todos los casos de cáncer de cuello uterino. 70%

  

¿Podría yo tener más riesgo de padecer cáncer de cuello uterino?

  • Factores

    Infección por Virus Papiloma Humano (VPH)

  • Factores

    Tabaquismo

  • Factores

    Embarazos múltiples

  • Factores

    Inicio sexual temprano

  • Factores

    Número de parejas sexuales

  • Factores

    Inmunosupresión (disminución de las defensas propias del organismo)

¿Qué pruebas o procedimientos me indican si tengo cáncer de cuello uterino?

  • Test de Papanicolaou: es la prueba de detección principal para el cáncer de cuello uterino y los cambios pre-neoplásicos. Por su simplicidad, replicabilidad, y alta fiabilidad se le utiliza como prueba de despistaje o screening poblacional. PruebaPrueba
  • Prueba de Virus Papiloma Humano (VPH) ADN: es una prueba similar al Papanicolaou en la que se busca material genético de los principales tipos de VPH en las células del cuello uterino.

Si se llega a diagnosticar un cáncer de cuello uterino, se deben ordenar más exámenes, que ayudan a determinar la extensión de la enfermedad, es decir qué tan lejos se ha diseminado. Este proceso se denomina estadificación o estadiaje. Los exámenes pueden abarcar:

  • Tomografía computarizada (Espiral multicorte) de tórax, abdomen y pelvis. 
  • De no disponer la prueba anterior, una radiografía de tórax y una ecografía de abdomen completo, pueden ser de ayuda, pero no es muy efectivo.
  • Resonancia Magnética Nuclear de la pelvis.
  • Cistoscopia, si se presentaran síntomas urinarios. 

¿Qué tratamientos están disponibles para tratar el cáncer de cuello uterino?

El tratamiento del cáncer de cuello uterino depende de:

  • La etapa o estadio del cáncer.
  • El tipo de cáncer.
  • La edad y estado físico/funcional de la mujer.
  • Voluntad de tener hijos en el futuro.
  • Enfermedades asociadas, dependientes o no del tumor. 

Las opciones de tratamiento para mujeres con cáncer de cuello uterino son:

  • Cirugía.
  • Radioterapia.
  • Quimioterapia.
  • Tratamiento con medicamentos biológicos.
  • Una combinación de métodos.

¿Cuáles son las complicaciones del cáncer de cuello uterino?

  • Las principales pueden girar alrededor de problemas con la función sexual, intestinal y urinaria.
  • De presentarse con sangrados vaginales, la paciente puede padecer de anemia moderada/severa.

¿Qué debo hacer para prevenir el cáncer de cuello uterino?

El cáncer cervical se puede prevenir haciendo lo siguiente: 

  • Vacunarse contra el VPH: Las vacunas que se encuentran actualmente en el mercado son: Gardasil® y Cervarix®. Ellas previenen contra la mayoría de los serotipos de VPH que pueden causar cáncer de cuello uterino.
  • Practicar relaciones sexuales con protección. El uso del condón durante la relación sexual reduce el riesgo de contraer el VPH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS). 
  • Limitar el número de compañeros sexuales y evitar las parejas que participen en actividades sexuales de alto riesgo.
  • Retrasar el inicio de la actividad sexual hasta después de la pubertad/adolescencia.   
  • Realizarse chequeos ginecológicos regulares que incluyan el test de Papanicoloau: esta prueba puede ayudar a detectar cambios precoces, los cuales pueden tratarse antes de que se conviertan en cáncer cervical. El número de casos y muertes por cáncer de cuello uterino se ha reducido drásticamente desde la instauración de esta prueba como screening para detección precoz de los casos. Las mujeres que ya hayan iniciado su vida sexual, deberían realizarse una vez por año esta prueba. Sin embargo, algunos estudios nuevos muestran que si una mujer tuvo una prueba de Papanicolau negativa (no se detectaron indicios de células anormales o cancerosas)  la prueba se puede repetir cada dos o tres años, siempre teniendo en cuenta la opinión del ginecólogo de cabecera de la paciente. 
  • Si fumas, deja de hacerlo. El consumo de cigarrillo aumenta las probabilidades de presentar cáncer cervical. 

¿Cuándo debo buscar a un especialista en cáncer de cuello uterino?

Consultar con el médico si:

  • Eres sexualmente activa y no te has practicado un Papanicolaou.
  • No te has practicado Papanicolaou regulares.
  • Tienes flujo o sangrado vaginal anormal.

La Cita Médica

Durante la cita médica, el doctor realizará un examen físico e indagará sobre los antecedentes del paciente para analizar el estado general de salud; buscará identificar cualquier indicio o signo de enfermedad.

Se podría realizar un examen pélvico:

  • Es un examen de la vagina, el cuello uterino, útero, las trompas de Falopio, los ovarios y el recto.
  • El médico introduce uno o dos dedos cubiertos con guantes lubricados en la vagina, mientras que con la otra mano ejerce una ligera presión sobre la parte inferior del abdomen para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios.
  • También se introduce un espéculo en la vagina y el médico observa la vagina y  el cuello uterino para detectar signos de enfermedad.

Prueba de Papanicolaou:

  • Procedimiento para recoger células de la superficie del cuello uterino y la vagina.
  • Se utiliza un trozo de algodón, un cepillo o una paleta de madera para raspar suavemente las células del cuello uterino y la vagina. Las células se examinan bajo un microscopio para determinar si son anormales. 

Referencias Bibliográficas

Hoffman BL, Schorge JO, Schaffer JI, Halvorson LM, Bradshaw KD, Cunningham F, Calver LE. En: Hoffman BL, Schorge JO, Schaffer JI, Halvorson LM, Bradshaw KD, Cunningham F, Calver LE. Cancer de Cervix. Williams Gynecology, 2e.New York, NY.Mc Graw- Hill.2012.30