Depresión

Definición

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer (al realizar las cosas), sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente, y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar el día a día. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.

Síntomas

¿Qué sentiría si tuviera depresión?

 No todas las personas con enfermedades depresivas padecen los mismos síntomas. La gravedad, frecuencia, y duración de los síntomas pueden variar según la persona y su enfermedad en particular. Algunos de los síntomas son:

  • Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad, o vacío.
  • Sentimientos de desesperanza y/o pesimismo.
  • Sentimientos de culpa, inutilidad, y/o impotencia.
  • Irritabilidad e inquietud.
  • Pérdida de interés en las actividades o pasatiempos que antes disfrutabas, incluso las relaciones sexuales.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Dificultad para concentrarse, recordar detalles, y para tomar decisiones.
  • Insomnio, despertar muy temprano, o dormir demasiado.
  • Comer excesivamente o perder el apetito.
  • Pensamientos suicidas o intentos de suicidio.
  • Dolores y malestares persistentes, dolores de cabeza, cólicos, o problemas digestivos que no se alivian (incluso con tratamiento).

Causas y Factores de riesgo

¿Cuáles son las causas y factores de riesgo de la depreción?

No existe una causa única conocida de la depresión. Más bien, esta parece ser el resultado de una combinación de factores genéticos, bioquímicos, y psicológicos. A menudo, la depresión se transmite de padres a hijos, ya sea por la genética, los comportamientos aprendidos en casa o al entorno social. Asimismo, la puede desencadenarse por un hecho estresante o infeliz en la vida.

Generalmente se debe a una combinación de muchos factores, como

  • Antecedentes familiares de depresión.
  • Ser mujer.
  • Haber estado deprimido anteriormente.
  • Haber dado a luz recientemente (depresión post parto).
  • Alcoholismo o drogadicción.
  • Estrés crónico.
  • Muerte de un amigo o familiar.
  • Aislamiento social.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Un dolor prolongado o tener una enfermedad grave.

Pruebas y diagnóstico

¿Qué pruebas o procedimientos me dicen si tengo depresión?

Una evaluación diagnóstica debe incluir un examen del estado mental para determinar si los patrones de habla, pensamiento o memoria se han afectado. Para diagnosticar un trastorno depresivo, se deben de dar, por un periodo de dos semanas, alguno de los síntomas antes mencionados. Uno de ellos debe ser el cambio en el estado de ánimo, pérdida de interés o de la capacidad para sentir placer.

Dale clic aquí si quieres saber ¿Cómo detectar la depresión?

 

Tratamiento y medicinas

¿Qué tratamientos están disponibles para tratar la depresión?

El tratamiento contra la depresión es de dos tipos: farmacológico y psicoterapéutico. Dependiendo del problema, puede ser necesario uno u otro; o una combinación de los dos.

  • Tratamiento farmacológico con antidepresivos: los antidepresivos se utilizan para corregir desequilibrios en los niveles de las sustancias químicas del cerebro, especialmente la serotonina; un químico cerebral que transmite mensajes en el área del cerebro que controla las emociones, la temperatura corporal, el apetito, los niveles hormonales, el sueño y la presión sanguínea.
  • Psicoterapia: ofrece la oportunidad de identificar los factores que contribuyen con tu depresión y a afrontar eficazmente las causas psicológicas, conductuales, interpersonales y situacionales.

Complicaciones

¿Cuáles son las complicaciones de la depresión?

Las complicaciones asociadas con la depresión pueden ser:

  • Abuso de alcohol.
  • Abuso de sustancias.
  • Problemas en el trabajo o en la escuela.
  • Conflictos familiares.
  • Dificultad en relaciones sociales.
  • Aislamiento social.
  • Suicidio.
  • Automutilación.

Prevención

¿Qué debo hacer para prevenir la depresión?

  • Mantén tu mente ocupada: Invierte tu tiempo positivamente en actividades que pueden ayudarte a estimular tu mente y evitar la depresión.
  • Mantén una vida social activa.
  • Mantén pensamientos positivos.
  • Participa en actividades que te permitan relajarte.
  • Mantén una dieta saludable y realiza ejercicio físico.

¿Cuándo buscar un especialista? (signos de alarma)

Llama al médico si:

  • Escuchas voces inexistentes.
  • Lloras con frecuencia y sin una causa.
  • Tu depresión ha afectado tu vida laboral, escolar o familiar por más de dos semanas.
  • Presentas 3 o más síntomas de depresión.
  • Piensas que uno de los medicamentos que estás tomando actualmente puede estar causándote depresión (NO cambies ni suspendas los medicamentos un antes consultarlo con el médico). 
  • Si piensas que un familiar puede estar deprimido.

La cita médica

El médico o profesional de la salud mental llevará a cabo una evaluación diagnóstica completa. Él o ella conversará contigo sobre cualquier antecedente familiar de depresión y buscará todos los antecedentes de los síntomas; por ejemplo, cuándo comenzaron, cuánto han durado, su gravedad, y si ocurrieron antes; y si los síntomas ocurrieron antes, cómo fueron tratados. Él o ella también debe preguntar si consumes alcohol o drogas y si has tenido pensamientos suicidas o de muerte.