Carboxiterapia para tratar la Celulitis

/

¿Qué es la celulitis?

Es grasa que se acumula justo debajo de la superficie de la piel. Se forma alrededor de las caderas, muslos y nalgas. Los depósitos de celulitis causan que la piel luzca con hoyuelos.

Puede ser más visible que la grasa profunda del cuerpo. Todos tenemos capas de grasa debajo de la piel, por lo que incluso personas de contextura delgada pueden tener celulitis. Las fibras de colágeno que conectan la grasa con la piel pueden estirarse, romperse o templarse. Esto conlleva a que las células de grasa sobresalgan.

Los genes pueden jugar un papel importante en la aparición de celulitis. Sin embargo, otros factores pueden incluir:

  • Tu dieta.
  • La forma en que tu cuerpo quema energía.
  • Cambios hormonales.
  • Deshidratación.

¿Qué es la carboxiterapia?

La carboxiterapia se refiere a la administración cutánea y subcutánea de gas de dióxido de carbono para propósitos terapéuticos. Se aplica en tratamientos para estrías, celulitis y cicatrices hipertróficas.

¿Cómo funciona?

Nosotros respiramos oxigeno hacia los pulmones, los glóbulos rojos lo recogen y llevan a nuestros tejidos hasta que encuentran un área con exceso de dióxido de carbono. Cuando las células de la sangre están expuestas a altas concentraciones de dióxido de carbono, liberan moléculas de oxígeno y recogen el dióxido de carbono para que podamos exhalarlo. Siguiendo este sentido, mediante la inyección de pequeñas cantidades de gas de dióxido de carbono justo debajo de la superficie de la piel, estamos aumentando la circulación de sangre por esa zona. Las ojeras, celulitis y estrías han demostrado estar relacionadas con una mala circulación sanguínea.

Beneficios

Estudios han demostrado que:

  • Mejora la elasticidad de la piel.
  • Mejora la circulación.
  • Estimula la reaparición de colágeno.
  • Mejora la apariencia de líneas finas y arrugas.
  • Destruye los depósitos grasos localizados.
  • No existen riesgos conocidos asociados con la carboxiterapia.