Cáncer

Definición del Cáncer

Cáncer es un término utilizado para enfermedades en las que células anormales se dividen sin control y pueden invadir otros tejidos. Estas pueden diseminarse a otras partes del cuerpo por el sistema sanguíneo y por el sistema linfático.

 

 

El cáncer no es solo una enfermedad sino muchas enfermedades. Hay más de 100 diferentes tipos de cáncer. La mayoría de estos toman el nombre del órgano o de las células en donde empiezan; por ejemplo, el cáncer que empieza en el colon se llama cáncer de colon; el cáncer que empieza en las células basales de la piel se llama carcinoma de células basales.

Síntomas y signos del Cáncer

Recuerda que tener cualquiera de estos signos o síntomas no significa que tengas cáncer. Si presentas cualquiera de estos síntomas y éstos persisten por mucho tiempo o empeoran, consulta con un médico para saber la causa de ellos.

  • dolor

    Dolor

  • Fiebre

    Fiebre

  • Cansancio

    Cansancio

  • Pérdida

    Pérdida de peso inexplicable

  • Indigestión

    Indigestión o dificultad para tragar

  • Sangrado

    Sangrado o secreción inusual

  • Cambios

    Cambios en la piel

  • Tos

    Tos persistente o ronquera

  • Aparición

    Aparición de masa o bulto en alguna parte del cuerpo

Causas y factores de riesgo del Cáncer

Alguna de las causas del cáncer se deben a la interacción entre los factores genéticos del paciente y tres categorías de agentes externos:

  • Carcinógenos físicos: como las radiaciones ultravioleta e ionizantes (Aprende lo que significa el SPF en tu bloqueador dando clic aquí).
  • Carcinógenos químicos, como los asbestos, los componentes del humo de tabaco, las aflatoxinas (contaminantes de los alimentos) o el arsénico (contaminante del agua de bebida).
  • Carcinógenos biológicos, como las infecciones causadas por determinados virus, bacterias o parásitos.

Factores de Riesgo del Cáncer

Se pueden dividir en cuatro grupos:

  • Los factores de riesgo relacionados con la conducta: se refieren a las cosas que hace, como fumar (Haz clic aquí para ver los 7 Pasos para Dejar De Fumar), beber alcohol, usar camas de bronceado, comer alimentos poco saludables, tener sobrepeso (Haz clic aquí para revisar tu Índice de Masa Corporal (IMC) en nuestra calculadora especial) y no hacer suficiente ejercicio. 
  • Los factores de riesgo ambientales: comprenden las cosas del entorno que le rodea, como la radiación UV, la exposición pasiva al humo del tabaco, la contaminación, los pesticidas y otras toxinas.
  • Los factores de riesgo biológicos: son las características físicas, como el sexo, la raza o grupo étnico, la edad y el color de la tez.
  • Los factores de riesgo hereditarios: están relacionados con mutaciones génicas específicas que se heredan de los padres. Tienes una probabilidad mayor de sufrir un cáncer si heredas una de estas mutaciones génicas.

La mayoría de los factores de riesgo de cáncer relacionados con la conducta y el ambiente pueden evitarse. Los factores de riesgos biológicos y hereditarios son inevitables, pero es importante que los conozcas para que puedas comentarlos con tu médico y someterte a pruebas de detección de cáncer en caso necesario.

Pruebas y diagnóstico del Cáncer

Si tu médico sospecha que tienes cáncer probablemente necesitará más pruebas, tales como radiografías, análisis de sangre, o una biopsia. En la mayoría de los casos, la única manera de asegurarse si se trata de cáncer es mediante una biopsia.

Para realizar una biopsia se extrae un fragmento de la protuberancia o el área anormal y se envía a un laboratorio. Allí, un patólogo (un médico especializado en diagnosticar enfermedades) (Encuentra a un Patólogo dando clic aquí) observa las células con un microscopio para determinar si hay células cancerosas. Si hay células cancerosas, el médico tratará de determinar qué tipo de cáncer es y de predecir su velocidad de crecimiento.

Los estudios por imágenes pueden medir el tamaño del cáncer y a veces pueden mostrar si se ha propagado a los tejidos adyacentes. Asimismo, los análisis de sangre pueden proveer a los médicos información sobre tu estado de salud general, cuán bien están tus órganos funcionando e información sobre cánceres de la sangre. 

Tratamiento y medicinas

El  tratamiento  dependerá del estadio en el que se encuentre la enfermedad, edad y estado general del paciente. Sin embargo, los tratamientos más comunes son:

  • Cirugía

    Cirugía

    Es  el  método  más  empleado  para  aquellos  tumores  pequeños  y  localizados  en un  lugar  concreto. Consiste  en  extirpar el  tumor  y/o  tejido circundante. 

  • Quimioterapia

    Quimioterapia

    Es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas, los cuales circulan por todo el organismo matan a las células cancerosas originales y aquellas que pueden haberse diseminado a otros lugares (metástasis). La quimioterapia destruye las células que se reproducen, pero no puede diferenciar entre las células normales y las cancerosas. Los efectos secundarios se presentan cuando se dañan las células normales.

  • Radioterapia

    Radioterapia

    La radioterapia es el uso de un tipo de energía (llamada radiación ionizante) para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores. La radioterapia lesiona o destruye las células del área en la que se recibe tratamiento al dañar su material genético y hacer imposible que crezcan y se dividan. El objetivo de la radioterapia es destruir el mayor número posible de células cancerosas y limitar el daño que sufre el tejido sano de alrededor.

  • Hormonoterapia

    Hormonoterapia

    La hormonoterapia son un conjunto de medidas dirigidas a anular la función de las hormonas con la finalidad de detener el crecimiento y desarrollo tumoral.

Complicaciones del Cáncer

Complicaciones de la enfermedad:

  • Dolor.
  • Metástasis.
  • Cansancio.
  • Problemas Respiratorios.
  • Linfedema.
  • Problemas relativos al embarazo.
  • Infertilidad.
  • Náuseas y Vómitos.
  • Deficiencias Nutricionales.
  • Carencia de Apetito.
  • Problemas de Funcionalidad.

Complicaciones del tratamiento:

Las complicaciones dependerán del tipo de tratamiento realizado (cirugía, radioterapia o quimioterapia)

Quimioterapia:

  • Baja de Peso.
  • Náuseas y Vómitos.
  • Alopecia (Caída de Cabello).
  • Fatiga.
  • Malestar General.

Radioterapia:

Los efectos secundarios más frecuentes de la radiación son:

  • Reacciones cutáneas: La reacción cutánea puede ir desde un leve enrojecimiento y sequedad (similar a una quemadura solar) hasta una descamación intensa de la piel en algunos pacientes.
  • Cansancio.

¿Cuándo buscar un especialista?

Consulta con un médico si:

  • Detectas la aparición de un nódulo o un bulto en alguna zona del organismo, una herida en la piel o una llaga en la mucosa de la boca que no cura.
  • Tienes dolor persistente en alguna zona de tu cuerpo que no cesa ante un tratamiento habitual (ejem: analgésicos).
  • Aparece una mancha o lunar que se hace irregular, crece, cambia de color y/o duele o pica.
  • Aparece sangrado o hemorragia anormal; vaginal, urinario o del tubo digestivo.
  • Presentas tos y/o ronquera persistente que no cesa al tratamiento habitual.
  • Detectas cambios en los hábitos urinarios o intestinales.
  • Has notado pérdida de peso no justificada.

La cita médica

Cuando un paciente acude a consulta por alguna molestia o síntoma, el médico, antes de realizar cualquier prueba, elabora una historia clínica. Esta incluye los antecedentes familiares y personales del paciente y sus hábitos de vida.

La historia clínica, junto con la exploración física, permite obtener una serie de datos que pueden hacer sospechar la existencia de un cáncer o de cualquier otro problema de salud.

De acuerdo al resultado de la exploración y según los posibles diagnósticos, el médico propondrá -si fuera necesario- la realización de una serie de pruebas:

  • Análisis de sangre, orina, heces.
  • Marcadores tumorales: son sustancias que generalmente se determinan en sangre y cuya elevación por encima de lo normal se relaciona con la presencia de algunos tumores malignos.
  • Pruebas de imagen; radiografías, tomografías, ecografías, resonancias, gamagrafias, mamografías, etc.
  • Biopsia.